pitching

Liz Blazer: la animación como recurso infinito

Por | Cosas que nos inspiran | No hay comentarios

Liz Blazer es artista, diseñadora y quizás, una de las más experimentadas realizadoras audiovisuales en términos de animación. El éxito de su labor está en el storytelling y el pitching, herramientas con las que ha conseguido crear historias visuales llamativas, críticas -en ocasiones-, poderosas y sobre todo, efectivas.

Bio

Liz Blazer (Nueva York) se graduó de Artes visuales en 1993 y cuatro años después, en 1997, ya trabajaba para Sesame Workshop, la organización educativa y productora detrás de Plaza Sésamo.

Aunque durante un año Blazer produjo la adaptación del programa infantil para Palestina e Israel, en 1998 Viacom, la productora televisiva para canales como MTV, VH1, Nickelodeon y COMEDY CENTRAL, la contactó como diseñadora de efectos especiales. La artista neoyorquina se vinculó así con MTV y, a partir de ese momento, estableció relación directa con la animación, herramienta que años más tarde se convertiría en la base de todo su trabajo.

Celebrity

Episodio del programa Celebrity Deathmatch, parte de su portafolio

Impulsada por el éxito que le dieron a su carrera programas como Celebrity Deathmatch (MTV), Blazer decidió mudarse a California e iniciar un posgrado en animación y artes digitales en la Universidad del Sur de California.

Cuatro años más tarde, en 2004, y una vez terminó sus estudios en animación, fue llamada por los estudios de animación de Disney (Walt Disney Animation Studios), como desarrolladora de televisión; sin embargo, su trabajo allí no duró mucho tiempo. El mismo año, se vinculó con Cartoon Network para producir una serie llamada ‘Food Court Diaries’, su primer programa animado de creación y producción. Según Blazer, uno de sus proyectos favoritos.

Food

‘Food Court Diaries’, animación para el canal Cartoon Network

Dentro de su portafolio, Liz Blazer cuenta también con un documental propio: Backseat Bingo, una crítica que explora la sexualidad desde una perspectiva poco común: la de los adultos mayores.

El término ‘Backseat Bingo’, nombre del documental, se refiere a los besos que se dan las personas en la parte trasera de los automóviles

Gracias al éxito del documental, Blazer viajó por varios países, participó en un sinnúmero de festivales y obtuvo varios premios. Sin embargo, al parecer no era ni el éxito ni la fama lo que marcaba el triunfo en su carrera. Para la neoyorquina siempre hubo un punto más alto: cumplir con su vocación para enseñar. Ese impulso dio como resultado  “Animated Storytelling”, libro de su autoría, y más recientemente, la clase que dicta actualmente en el Instituto Pratt de Nueva York.

Book

‘Animated Storytelling’ salió al mercado en 2015  y está disponible en versión digital o física

Como escritora, según dice, el libro es un ‘paso a paso’ para aquellos que creen en la animación como medio y cuentan historias a través de ella. En sus palabras:

“I wrote this book for a younger version of myself who was seeking a paired-down, clear and simple guide for filmmaking and storytelling…A storyteller should use animation because it’s limitless”

Como profesora se enfoca en enseñar que storytelling y pitching son fuerzas poderosas, pero que sobre todo, sumadas a la animación, originan buenas y mejores historias para contar.